Pronunciamiento frente a la Ordenanza Municipal N° 1718 Municipalidad de Lima

¿A quién protege la Ordenanza N° 1718?

Una vez más el Estado y en este caso nuestro gobierno local, la Municipalidad Metropolitana de Lima, criminaliza a las mujeres que ejercen la prostitución en las calles de la ciudad. Una vez más se visibiliza la problemática social de la prostitución desde el lado más débil de esta larga cadena de explotación, cuando sabemos que la prostitución no es un delito en nuestro país. Y como para no dar pie a que se piense  que sólo se está criminalizando a quienes lo ejercen en la vía pública, colocan en segundo lugar a los que sí cometen  delito, es decir los proxenetas, y en tercer lugar a los clientes, quienes muchas veces buscan y crean un mercado para su satisfacción sexual e incluso con menores de edad.

¿Qué es lo que busca con esta ordenanza la Municipalidad de Lima?

A nuestro entender quieren obligar a las personas que ejercen esta actividad en la vía pública a que entren al sistema “formal” que el mismo Estado se encarga de reglamentar, pero que lo único que van a lograr es exponer a esta población vulnerable a expensas de mafias y corrupción de las mismas autoridades municipales y policiales.

Ninguna mujer nace para ser prostituta, son las circunstancias y el no tener otras posibilidades  que las lleva a ejercer esta actividad, que es juzgada, mal vista y que sin embargo es tolerada apuntalándose  en mitos que lo único que hacen es cosificar a la mujer que lo ejerce y justificar al  cliente.

Asimismo, consideramos que las medidas deben apuntar a la sociedad en general, quienes promueven, bajo el discurso de la doble moral, que deben existir personas que satisfagan necesidades sexuales, pero  se les estigmatiza y expone a serios cuestionamientos y se asumen actitudes desfavorables, acciones agresivas y represivas. En cambio frente a la demanda, al cliente, se asume una actitud permisiva y aceptada.

El Movimiento el Pozo, viene trabajando en la problemática desde hace 37 años, siempre defendiendo los derechos de las mujeres en contra de cualquier tipo de violencia, trabajando con la comunidad para crear conciencia y sobre todo visibilizando la presencia de otros actores responsables de la persistencia de la problemática. Por todo ello, consideramos que “Sin clientes no habría prostitución”.

 

Movimiento el Pozo

Desde 1976 luchando por la dignidad de la mujer

 

Lima, 07 de Noviembre del 2013

Promoviendo conductas responsables en los actores publicos: Nuevas estrategias de atención integral en casos de trata y comercio sexual.

Nuestra institución, con más de 37 años de experiencia de trabajo en la problemática del comercio sexual desde un enfoque de género y derechos humanos, viene ejecutando el Proyecto “Promoción de conductas responsables en los actores públicos frente a la trata sexual y el comercio sexual de mujeres en Lima, Cuzco y Madre de Dios”, el cual busca generar conciencia y un trabajo articulado entre los diferentes actores del Estado y la sociedad civil para enfrentar esta problemática.

En ese sentido, venimos realizando talleres para fortalecer en los actores públicos capacidades para atender de manera integral la problemática de la trata sexual y el comercio sexual, que afecta sobre todo a las niñas, niños, adolescentes y mujeres de nuestro país, desde un enfoque de género y derechos humanos.

Nuestra propuesta se basa en los siguientes aspectos:

  • La riqueza de saberes y lecciones aprendidas que poseen los equipos que trabajan con casos de trata y comercio sexual, que muchas veces no son recogidas y socializadas adecuadamente.
  • La importancia de reconocer las formas y consecuencias de la revictimización de los casos de trata sexual y comercio sexual que se dan por parte del Estado y la sociedad, en diferentes formas, entre ellas: normas inadecuadas o normas que se incumplen, procedimientos complejos, largos y desgastantes para las víctimas, la estigmatización de las mujeres vinculadas a prostitución, entre otros.
  • La necesidad de prevenir el estrés y agotamiento en el personal que atiende casos de trata y comercio sexual. Dos aspectos que contribuyen a este desgaste profesional son: un contexto de doble moral en donde se acepta la prostitución como un mal necesario y por otro lado se sanciona social y moralmente a las victimas vinculadas a ella; y por otro lado la ineficacia para sancionar adecuadamente a los/as promotores/as del comercio sexual como son los explotadores y prostituyentes/clientes.

En ese sentido socializamos con Uds, los talleres realizados en este mes de octubre con el Centro Especializado ITSS Raúl Patrucco Puig (22 de octubre) y con la Comisaria de Cotabambas – Cercado de Lima (30 de octubre).

 Seguiremos socializando nuestros siguientes talleres del mes de noviembre.

Atentamente

Movimiento El Pozo

103_0166 a103_0099 a 102_9993 a 103_0006 a