38 AÑOS DEL MOVIMIENTO EL POZO

5 

Cumplir 38 años de vida para una institución que lucha por la dignidad de la mujer, por creer que se pueden humanizar las relaciones entre hombres y mujeres, que se pueden erradicar la prostitución y la trata de mujeres, niños, niñas y adolescentes…,  puede significar muchas cosas, entre ellas:

Significa que la lucha es contra fuerzas gigantes de personas que han perdido o nunca tuvieron valores,  han organizado mafias y convierten en negocio suculento, casi equiparado con el de la droga,  la explotación  de seres humanos que al caer en sus redes sufren  deshumanización,  cosificación,   maltrato, violación de todos sus derechos.

Significa que, si estamos luchando frente a tales fuerzas, debemos unir esfuerzos, que los hay muchos y muy valiosos cada uno de ellos, para juntos buscar las formas más eficaces de enfrentar el problema, de acuerdo con cada realidad.

Significa también que sólo a base de acercamiento respetuoso y persistente, escucha, aceptación y acompañamiento adecuado a quienes que,  por causas diversas, resultaron involucradas en problemas de prostitución o trata, se puede lograr que recuperen su valía y dignidad melladas, su capacidad  como personas con derechos y autoestima, ya que muchas veces imaginan haberlo perdido todo, cuando en realidad no sólo pueden volver a soñar sino también emprender nuevos caminos, concretando sus sueños.

El Lunes 24 de Marzo,  el Movimiento el Pozo cumplió 38 años de vida  que quisimos celebrar de manera alegre, sencilla y vital, entre asociadas y trabajadoras, regalándonos  un día que fue programado por un pequeño equipo muy creativo y eficaz. El día estuvo pleno de recuerdos y anécdotas visualizadas mediante una historia fotográfica. También tuvimos momentos de reflexión, revisando nuestra misión, en busca de nuevas formas de concretar los sueños del año 1976, ya que para que tengan valor es necesario seguir haciendo todo lo posible para realizarlos.

En un mundo en que la sociedad de consumo nos avasalla y puede hacernos pensar que el éxito está sólo en los logros materiales, en los números, cuando los adelantos tecnológicos, muchas veces  mal usados, lejos de servir para el desarrollo humano, el crecimiento personal, alienan, tenemos que mantener firme nuestro compromiso y responsabilidad con cada una de las personas que hemos encontrado y seguiremos encontrando en el camino.

 27 de Marzo del 2014

Lucy Jáuregui Egúsquiza

Movimiento El Pozo

  IMG_0691 IMG_0705

 IMG_0754_phixr